Molinos de viento en el campo
Casi el 40 % de la electricidad generada en España en 2019 se obtuvo a partir de energías renovables.

Las energías renovables en España

La electricidad que se genera en nuestro país proviene de muy diversas fuentes. Según un informe de Red Eléctrica de España, casi el 40 % de la electricidad generada en España en 2019 se obtuvo a partir de energías renovables. Las más importantes en nuestro país son la energía eólica, hidráulica y solar.

Foto de Carlota Fernández

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Última actualización: 03.04.2020
Las energías renovables en España

¿Qué son las energías renovables y en qué se diferencian de las no renovables?

¿Cuáles son las energías renovables que se utilizan en España?

¿Qué son las energías renovables y en qué se diferencian de las energías no renovables?

Las energías renovables son aquellas que se obtienen a partir de recursos naturales que son, en principio, ilimitados e inagotables. Las fuentes de energía renovable más conocidas son el viento, la luz del sol y la fuerza del agua encauzada, aunque también se puede obtener energía aprovechando los movimientos del agua del mar o el calor que desprende el núcleo de la tierra. Estos fenómenos de la naturaleza ocurren continuamente y de forma ilimitada, independientemente de que se aprovechen para generar energía. Otras fuentes de energía renovable son la biomasa y el biogás, que utilizan residuos orgánicos para producir combustible.

Por el contrario, las energías no renovables son las que se obtienen a partir de recursos naturales que se encuentran en nuestro planeta en cantidades limitadas. Por ejemplo, los combustibles fósiles como el carbón, el petróleo y el gas natural, o el uranio en el caso de la energía nuclear. La producción de energía a partir de estos recursos limitados implica el consumo de los mismos, haciendo que las reservas se agoten más rápido de lo que se pueden regenerar.

En principio, la generación de energía a partir de fuentes renovables es sostenible en el sentido de que puede obtenerse continuamente durante cientos de años sin temor a que los recursos naturales necesarios se agoten. Por otro lado, las fuentes no renovables sólo nos permitirán obtener energía durante el tiempo limitado que duren las reservas existentes en la Tierra.

Cobertura de la demanda de electricidad en la península en 2019:
Tipo de energía Porcentaje
Eólica 20,9 %
Hidráulica 9,7 %
Solar fotovoltaica 3,5 %
Solar térmica 2,0 %
Otras renovables 1,4 %
Residuos renovables 0,3 %
Total renovables 37,8 %

Fuente: Red Eléctrica de España.

¿Cuáles son las energías renovables que se utilizan en España?

Entre las energías renovables que se utilizan en España para cubrir la demanda nacional de electricidad se encuentran la energía eólica, seguida de la energía hidráulica y, en menor medida, la energía solar y otras fuentes renovables como los residuos orgánicos o la biomasa.

La energía eólica en España

En España, la energía eólica es la que más se utiliza dentro de las renovables. En 2019, más del 20 % de la electricidad generada en nuestro país se obtuvo aprovechando la fuerza del viento, según el informe de Red Eléctrica de España.

Molinos de viento instalados en alta mar
La alta velocidad del viento en el mar hace que los aerogeneradores marinos puedan producir una mayor cantidad de energía eólica.

Cuando viajamos por las carreteras españolas, no es raro encontrarse con un bosque de grandes molinos de viento que adornan el paisaje desde Galicia a Andalucía, pasando por la Meseta, Aragón o La Mancha. Estos aerogeneradores, que nada tienen que ver con aquellos ‘desaforados gigantes’ contra los que luchaba Don Quijote, están instalados en 1.203 parques eólicos situados en más de 800 municipios de España.

La instalación de aerogeneradores más grande de España y la segunda de Europa Occidental está en El Andévalo (Huelva). Se trata de un complejo formado por una serie de parques eólicos que suman una potencia de 244 megavatios. Sin embargo, no será la instalación más grande por mucho tiempo. Se calcula que en mayo de este año empezará la construcción de un parque eólico en la provincia de Cuenca que tendrá una potencia de 331,5 megavatios. Por otro lado, en 2019 se inauguró el primer parque eólico marino en España, con el primer aerogenerador offshore situado en Gran Canaria.

La energía hidráulica en España

Pero además de la eólica, la energía hidráulica también juega un papel importante en la producción de electricidad en nuestro país. En 2019, las centrales hidroeléctricas de España contribuyeron a cubrir un 9,7 % de la demanda nacional de electricidad, según Red Eléctrica de España.

La central hidroeléctrica de Aldeadávila en Salamanca
La central hidroeléctrica de Aldeadávila, situada en Salamanca, es una de las centrales más importantes en la producción de energía hidráulica de España.

Las centrales hidroeléctricas funcionan gracias a un salto de agua que se aprovecha para generar electricidad. Estas instalaciones cuentan con una presa que contiene el agua de un río formando un embalse. Para producir energía, se libera parte del agua, que desciende a gran velocidad a través de unas turbinas que aprovechan la fuerza del agua para obtener energía, que después se transforma en electricidad. Existe un tipo particular de centrales hidroeléctricas, llamadas de bombeo, que permiten garantizar una producción estable de electricidad para cubrir la demanda. Estas centrales cuentan con dos embalses, uno a cada lado de la presa y separados por la diferencia de altura. Durante la noche, aprovechando el excedente eléctrico, estas centrales “bombean” el agua del embalse inferior hasta el superior, para poder utilizarla durante el día para generar electricidad a través del proceso convencional descrito anteriormente.

España cuenta en la actualidad con unas 800 centrales hidroeléctricas, tanto instalaciones de gran envergadura como de pequeño tamaño. La mayor central hidroeléctrica de bombeo de Europa, la Muela II, se encuentra en Valencia, y produce suficiente electricidad al año para abastecer 200.000 hogares españoles.

La energía solar en España

Instalación de paneles solares
Los huertos solares transforman la luz del sol en electricidad.

También el astro rey aporta el 5,5 % de la energía que consumimos en España. La energía solar se puede aprovechar para generar electricidad de dos maneras. Por un lado, las centrales solares fotovoltaicas (los llamados huertos solares) transforman la luz del sol en electricidad mediante las células fotovoltaicas de los paneles solares. Por otro lado, las centrales termosolares aprovechan el calor del sol para calentar un fluido que permite producir agua caliente o vapor, o para generar electricidad.

Tras la eliminación del llamado “impuesto al sol”, la energía solar en España ha empezado a coger velocidad. Según el informe de Red Eléctrica de España, en 2019, la potencia solar fotovoltaica instalada en nuestro país creció en un 88,3 % con respecto a las cifras del año 2018, que ya fueron un 94 % superiores a las del año anterior.

Sin embargo, y especialmente teniendo en cuenta que España es el país europeo con mayor exposición solar, con más de 2.500 horas de sol al año, aún queda mucho trabajo por hacer en este frente.

Otras energías renovables

Además de la energía eólica, hidráulica y solar, existen otras fuentes de energía renovable que también contribuyen a cubrir la demanda nacional de electricidad. Éstas son la biomasa (de desechos orgánicos), el biogás (metano que se produce por la descomposición de materia orgánica), la energía hidráulica marina (aprovechando el movimiento del agua del mar) y la geotérmica (que se obtiene del calor interno de la Tierra).

Estas otras fuentes de energía renovable han tenido un menor peso en el mix energético de nuestro país en los últimos años, y en 2019 contribuyeron en un 1,4 % a la generación de electricidad para cubrir la demanda energética nacional, según Red Eléctrica de España.

Las energías renovables son una alternativa a las fuentes de energía convencionales como el carbón o el gas natural, y permiten producir electricidad más limpia y reducir las emisiones de CO2 derivadas de la utilización de combustibles fósiles. Gracias al empleo de fuentes de energía renovable, las emisiones de CO2 en nuestro país asociadas a la generación de electricidad se redujeron en aproximadamente 15 millones de toneladas del año 2018 a 2019.


Fuentes: Red Eléctrica de España | Factor energía | Acciona - Aerogenerador | Iberdrola - Complejo eólico de El Andévalo | Las Noticias de Cuenca | EFE - Aerogenerador marino de Gran Canaria | Fundación Endesa - Central hidroeléctrica | Iberdrola - Central hidroeléctrica de bombeo | El Independiente | Iberdrola - Energía fotovoltaica | Fundación Endesa - Energía solar