Potencia eléctrica: qué es y cómo decidir qué potencia necesita tu casa

No es fácil dar con la potencia eléctrica que tu casa necesita. Antes de contratarla, es muy importante que tengas en cuenta todos los detalles para determinarla correctamente. Si has contratado un tramo de potencia que no es el adecuado, sigue leyendo para saber más sobre los gastos que el cambio de potencia puede conllevar.

Foto de Carlota Fernández

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Última actualización: 31.05.2021

¿Qué es la potencia eléctrica?

La factura de la luz se divide en tres partes en lo que respecta a los hábitos del consumidor: el consumo, el horario y la potencia eléctrica contratada. Esta última es un coste fijo que va ligado al tramo de potencia de tu instalación eléctrica, y que pagarás todos los meses además de lo que hayas consumido.

La potencia eléctrica se mide en kilovatios (kW) y determina el número de electrodomésticos y aparatos que puedes tener en funcionamiento a la vez en tu casa. Cuanta más potencia eléctrica tengas contratada, más aparatos podrás utilizar al mismo tiempo, pero la factura te saldrá más cara independientemente de lo que consumas.

Hasta la introducción de la nueva factura de la luz, la potencia contratada no distinguía de horarios. Sin embargo, a partir de junio de 2021, la nueva tarifa unificada ofrece la posibilidad de contratar dos potencias distintas en función de las horas de consumo. Así, establece un horario punta entre las 8:00 y las 24:00 horas, y una tarifa valle entre las 24:00 y las 8:00. Según cálculos de la CNMC, la luz puede ser hasta un 95% más barata en las horas valle con la potencia más económica. La potencia única no diferenciaba de horarios y penalizaba así a los usuarios sin distinguir cuándo utilizaban esa energía extra que necesitaban.

Cada usuario elige la potencia eléctrica que desea para cada franja horaria al contratar una tarifa con un proveedor de electricidad. No es una decisión sencilla ni que se deba tomar a la ligera, así que sigue leyendo para saber las cosas que tienes que tener en cuenta antes de decidir qué potencia eléctrica necesita tu casa en cada franja horaria.

Cómo determinar la potencia eléctrica que necesitas en la nueva tarifa de la luz

Que tu casa sea grande o pequeña, y que tengas muchos o pocos electrodomésticos no tiene gran importancia a la hora de determinar la potencia eléctrica. Lo que realmente cuenta es cuántos aparatos sueles utilizar a la vez. Por ejemplo, si estás acostumbrado a poner la lavadora y el lavaplatos a la vez que preparas un asado en el horno, probablemente necesites el tramo de potencia eléctrica elevado en las horas de uso.

Si, en este caso, has contratado poca potencia, lo más seguro es que ‘se fundan los plomos’, es decir, saltará el interruptor de control de potencia. O lo que es lo mismo, te quedarás a oscuras. Por otro lado, si has contratado una potencia alta, esto no te pasará, pero pagarás bastante más en la factura de la luz.

La nueva factura de la luz diferencia entre dos potencias para mejorar tu eficiencia energética. Así, tienes la posibilidad de elegir si quieres la potencia más elevada para las horas punta (las dos franjas horarias de consumo entre las 8:00 y las 24:00 horas) porque sabes que su uso será mayor, y otra potencia más baja para el horario valle, en el que utilizarás mucho menos la electricidad y no necesitas pagar un coste fijo extra.

Los hábitos de consumo y el uso de los electrodomésticos

Para determinar la potencia eléctrica que necesitas, también tienes que tener en cuenta que no todos los electrodomésticos y aparatos gastan igual. Entre los que más potencia eléctrica requieren están la calefacción eléctrica (entre 1,0 y 2,5 kW), la plancha (entre 1,0 y 3,0 kW), el horno, la lavadora y el lavavajillas (entre 1,5 y 2,2 kW), el aire acondicionado y la vitrocerámica (entre 1 y 2 kW). Por ejemplo, si contratas 4 kW de potencia y enciendes dos de estos aparatos a la vez, es muy probable que salte el interruptor de potencia.

Por lo tanto, a la hora de decidir qué potencia eléctrica necesita tu casa, lo primero que debes hacer es observar tus hábitos de uso de los electrodomésticos que tienes en casa. Qué aparatos usas más a menudo, qué potencia requieren los electrodomésticos que sueles utilizar, y, sobre todo, si eres de lavar la ropa, los platos y cocinar a la vez, en cuyo caso será recomendable tener la potencia más elevada al menos en el tramo horario en el que hagas uso de los electrodomésticos.

Es importante que determines adecuadamente la potencia contratada y que no trates de ahorrar en exceso contratando un tramo de potencia demasiado bajo para tu casa. Las compañías eléctricas tratan de evitar que los consumidores opten por una potencia demasiado baja, a través de penalizaciones monetarias y limitaciones en el número de veces que se puede cambiar la potencia.

Hasta mayo de 2022 se podrán hacer dos cambios de potencia gratuitos

Tras la entrada en vigor de la nueva factura de la luz, hasta mayo de 2022 se podrán hacer dos cambios de potencia gratuitos. Por lo tanto, será posible ajustar las potencias a los horarios y no encarecer la parte fija de la factura contratando una potencia más elevada cuando no es necesario.

Para saber si tienes más potencia eléctrica de la que necesitas, puedes hacer una prueba sencilla y encender varios aparatos a la vez. Si no te quedas a oscuras es que has contratado más de la que necesitas porque, lógicamente, nunca vas a tener que utilizar todos esos electrodomésticos al mismo tiempo. En este caso, la parte fija de tu factura de la luz será más cara de lo que debería porque, por mucho que trates de reducir tu consumo de electricidad en función de las horas, el componente fijo que tienes contratado es excesivo.

Si ya tienes la potencia eléctrica contratada y te has dado cuenta de que no es la adecuada para lo que tu casa necesita, tendrás que hablar con tu proveedor de electricidad. Es importante contratar la potencia eléctrica correcta, pero ten en cuenta que, como ya indicábamos anteriormente, las compañías que distribuyen la electricidad tratan de minimizar los cambios de potencia a través de penalizaciones y limitaciones.

Cuando agotes los cambios de potencia gratuitos que te corresponden según la entrada en vigor de la nueva factura de la luz, se darán las siguientes circunstancias:

  • Si se te suelen ‘saltar los plomos’ y te das cuenta de que necesitas más potencia, la compañía de distribución eléctrica puede cobrarte unos 45 euros por cada kW de incremento en la potencia contratada. Además, la distribuidora puede exigir que obtengas un boletín de reconocimiento actualizado en caso de que la potencia máxima sea haya incrementado. En tal caso, tendrás que hacer frente a un gasto de entre 50 y 200 euros para obtener un boletín actualizado. Incluso, a la hora de pedir un aumento de potencia podrías encontrarte con el problema de que tu instalación no esté preparada para ello. En este caso, tendrías que renovar la instalación para poder contratar más potencia, lo que supondrá un desembolso importante que tendrás que considerar.
  • Si estás pagando más de la cuenta en la factura por una potencia eléctrica demasiado alta y deseas reducir los kW, la distribuidora puede cobrarte unos 11 euros por la reducción en la potencia contratada.
  • A la penalización por el cambio en potencia eléctrica se podrán sumar otros gastos de gestión determinados por la distribuidora.
  • Las distribuidoras de electricidad sólo están obligadas a efectuar un cambio de potencia al año por cada instalación eléctrica. Por lo tanto, si reduces la potencia contratada y te das cuenta de que es muy limitada para las necesidades de tu casa, la distribuidora puede negarse a incrementar la potencia antes de que pasen unos cuantos meses.

En definitiva, no es fácil dar con la potencia eléctrica que tu casa necesita. Antes de contratar la potencia eléctrica, es muy importante que tengas en cuenta todos los detalles para determinar correctamente la potencia que necesitas. En caso de que quieras cambiar la potencia contratada, deberás recabar toda la información necesaria con tu proveedor de electricidad y la compañía de distribución de energía antes de hacer el cambio.

Compara distintas ofertas y actualiza tu potencia eléctrica